La biomasa como fuente de energía renovable

En la actualidad hay muchas formas de obtener energías renovables, algunas de ellas son más limpias que las fuentes de energías no renovables; es decir, aquella que se obtiene de combustibles fósiles, pero en otros casos pueden generarse incluso mayores contaminantes, como es el caso de la energía por biomasa.

La biomasa es una serie de compuestos de origen orgánicos mediante los cuales se obtiene energía, como es el caso del maíz o la caña de azúcar, mediante las cuales se obtienen combustibles que son fuentes de energía que son muy modernas, y que mantenido éxito en algunos países, como es el caso de Brasil, y es que lo moderno siempre impresiona, como es el caso de los elementos de seguridad de última tecnología recomendados por los cerrajeros el clot de hoy.

Así como la biomasa tuvo halagos y también muchos detractores cuando se planteó por primera vez como fuente de energía, de la misma forma pasa con elementos de seguridad modernos, puesto que hay cerrajeros el carmel que están de acuerdo con ellos y otros que prefieren otro tipo de elementos de seguridad, en ambos casos el tiempo es el que da la razón.

Como fuente de energía alternativa o renovable, la biomasa es una gran opción, ya que material orgánico a partir de la cual esta se puede obtener sobra, pero el problema radica en otros aspectos, uno de ellos es el hecho de que, mediante su generación, se obtienen contaminantes, lo cual es un problema grave a largo plazo, pero, por otro lado, se pues tener independencia energética para los países que no tienen reservas de combustibles fósiles.

Aunque la biomasa es una excelente opción, por ser renovable, otro aspecto que hay que considerar es el hecho de que la misma se obtiene por lo general de la madera y también de compuestos de origen vegetal, muchos de los cuales son alimentos básicos de la dieta humana, como es el caso del maíz, el trigo o la caña de azúcar, por lo que se plantea el inconveniente de que se deje de cultivar estos rubros para el consumo y se cultiven para combustibles.

Puesto que la biomasa es muy fácil de obtener, esta fuente de energía alternativa es utilizada en muchos países, por no como fuente principal, ya que la generación de contaminantes como lo es el dióxido de carbono, el cual es uno de los principales gases invernaderos, limita su utilización, prefiriendo así otras fuentes de energía que sean renovables y además limpias, como lo es la energía hidroeléctrica.

Tener planes de cultivos regulados para la obtención de combustibles por biomasas es una de las principales recomendaciones, así como hacer que las plantas de obtención del mismo se encuentren en sitios alejados de las poblaciones, para evitar así en efecto invernadero en las mismas, tomando en cuenta de que esta es una opción, pero no la mejor por no ser una fuente de energía limpia.

El impacto que puede tener la biomasa como fuente de energía alternativa es quizás el que se da en el ambiente, pero por lo demás, se trata de una de las mejores opciones, es por ello que vale la pena considerar los factores de riesgos y compararlos con los beneficios obtenidos.