La relación entre el desarrollo sostenible y el crecimiento de la población

El desarrollo sostenible comprende el desarrollo que satisface las necesidades del presente, sin que estas comprometan el desarrollo de las necesidades de las generaciones futuras.

Para que exista el desarrollo sostenible, debe existir una relación íntima entre el desarrollo social, económico y ambiental.

Puede parecer un mito, pero ciertamente el desarrollo sostenible es algo de lo que podemos disfrutar, siempre y cuando exista el esfuerzo permanente por parte de las sociedades, a través de las empresas y organizaciones no gubernamentales.

El crecimiento poblacional afecta en gran medida el desarrollo sostenible, y con más razón cuando se estima que para el año 2050, la población cuente con unas 9000 millones de personas.

Las regiones que se encuentren menos favorecidas económicamente, son las que más padecerán con este fenómeno, gracias a la distribución desigual de los recursos.

Para compensar el crecimiento vertiginoso de la población en el año 2050, la sociedad debe duplicar sus esfuerzos en incrementar la productividad a través de la inversión en nuevas tecnologías.

Esto evita el desgaste de los recursos humanos, lo que aumenta las riquezas, siempre y cuando se tome en cuenta que sea una actividad que no genere impacto ambiental.

Las naciones latinoamericanas son las que podemos incluir en este ejemplo, y llegado el momento es imperante que se tomen las medidas antes dichas.

La sostenibilidad es una referencia sobre las resoluciones que deben tomar las naciones para vivir mejor en este planeta que se degrada a medida que transcurren los años.